LA VERDADERA HISTORIA DE COLON
(O EL OTRO HUEVO DE COLON)

Pinchar en foto para ampliarUn marinero de España, que se llamaba Colón,
petiso, retacón, gordito y cara de traga
que trabajaba en la draga y quería ser almirante,
era medio navegante y ustedes se acordarán
de haberlo visto de gabán en la foto de la escuela
el pelo como mi abuela, pantalón tipo can-can.

El quería descubrir algo, aunque sea un mundo nuevo
y anduvo rompiendo huevos probando qué podía ser.
Hasta que un día la fue a ver a una tal Doña Isabel.
Tuvo suerte que el día aquel justo no estaba Fernando,
que si lo saca cagando la historia no podía ser.

Le dijo a su majestad:
- "Por favor, preciso plata, debo viajar y ando a pata, podría Usted ayudarme un poco?"
- "Pero Cristobal, vos estás loco lo que me estás por pedir?,
Fernando está por venir, huye a ver si nos descubre!"
- "Señora, se acerca el 12 de octubre, algo tengo que descubrir!!"

Pinchar en foto para ampliarLa cosa es que Cristobal se toma el raje, con las joyas, las telas,
compró tres carabelas y puso agencia de viajes.
Invitó a un tal Magallanes, pero se le hizo el estrecho.
A Solís ya lo habían hecho moco los indios acá,
por eso es que Colón se subió a la Niña,
Pinzón a la Pinta y arrancaron para acá.
Cuando ya estaban repodridos de mares y mares ver,
ya se estaban por volver, y un tal Rodrigo de Triana
pega el grito una mañana al ver volar tres gaviotas
Como era 12 de octubre encontraron todo cerrado
y aprovechando el feriado un indio tomando sol.
Al ver llegar a Colón con sus ansias soñadoras
vio las tres naves cantoras, vio los can-can, la melena,
se arrimó y le dijo:

- "Bueeeenas, qué precisaba, señora?"

Pinchar en foto para ampliarAhí Cristobal se hizo el idiota y cruzó como Dios manda
de la nave a la baranda, y en la tierra puso un pie.
Y puso el otro después, que si no se viene en banda.
- "Vengo de la Madre Patria", dijo en tono rotundo.
- "Y vengo a este nuevo mundo en nombre de la Cruz,
traigo divina luz, y si os vengo a descubrir,
es mi deber decir que vengo en nombre de la Cruz"

- "Un viajante de gaseosas!!!!", los indios se entusiasmaron, y a coro le gritaron:
- "Indios no tener envases".
- "A ver este hombre, pase", lo invitó un Cacique.
- "Don Cristobal, no se achique!!" lo alentaban desde el bote.
Un indio en medio de un lote lo vio gordo, melenudo,
le gritó:
- "Gordo boludo!" y casi se arma un despelote.
- "Vengo de la Madre Patria, la tierra de Julio Iglesias,
tan solo a buscar especias, y algo de oro, si es que puedo".
- "Pero este gordo está en pedo? o nos quiere caminar?
especias se puede llevar, dale pinienta, ají... pero el oro?
- "Tomá pa´ mí !! el oro le vamos a dar?"
- "Es que os vengo a descubrir!".
- "Sacá número, gordito!"
- "Os descubrí, les repito, pero cómo quieren que se os explique?!".
- "Andá a contarle al Cacique qué descubriste, alcahuete!"

Y allí se volvió el gordete, a la tierra de Julio Iglesias
con su paquete de especias y su afán de conquistar.
Y en el medio de la mar, suspiraba una gaviota
y en el suspiro decía:

- "Cristobal, contate otra!!!"

Cuento popular. Autor: Gato Peters.
Transcripción, gracias a Fernando Kandel (Ramallo, Argentina)


VOLVER

 


 

.:CONTACTO:.              .:VISITAS:.